[ febrero 25, 2020 by AdminAB 0 Comments ]

Queremos demostrar que cambiamos la forma de gobernar Bogotá: Gómez

El nuevo secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, le contó a EL NUEVO SIGLO cómo planea gobernar Bogotá la Administración de Claudia López, y se refirió a la necesidad del Esmad como último recurso

EL NUEVO SIGLO: Desde la campaña fue clara la intención de Claudia López por generar una cierta distancia entre la administración Peñalosa con la nueva gestión distrital, ¿Cómo planean generar esta distinción?, ¿a través de qué bandera?

LUIS ERNESTO GÓMEZ: Yo creo que hay una diferencia profunda en el modelo de ciudad. La Alcaldía de Enrique Peñalosa tenía una visión muy respetable, pero también muy distinta a la nuestra. Los espacios transforman a las personas y por eso la inversión estaba centrada en infraestructura… En cemento, en gran medida.

Nosotros creemos que las personas transforman a los espacios y por eso, sin dejar de invertir en proyectos de infraestructura grandes como el Metro y las redes férreas etc., se vuelve determinante la inversión nuevamente en la gente. En su desarrollo humano y en la construcción de comunidad. Eso es lo que hace verdaderamente rica a una ciudad.

Un cambio de mentalidad

ENS: Lo que ustedes están proponiendo, de generar un cambio cultural, es osado y no es nada fácil, especialmente porque son solo cuatro años, ¿cómo planean cambiar la mentalidad de la ciudadanía frente a determinadas dinámicas sociales como por ejemplo las marchas?

LEG: Yo soy más optimista que tú porque he visto cambios profundos de comportamiento, de consciencia y de actitudes en muy poco tiempo. Te pongo un ejemplo: Hoy uno de los temas que más preocupa a las personas, es el de la conciencia ambiental y el efecto que tienen sus acciones sobre el planeta y la convivencia en el mismo.

Eso es algo que hace cinco años no era tema de conversación. Nadie estaba hablando del tema y hoy todo el mundo lo tiene en la cabeza. Esto demuestra que nosotros podemos transformar la cultura con pasos muy rápidos, siempre y cuando haya un liderazgo colectivo; siempre y cuando haya humildad para escuchar y para entender que el cambio requiere de tiempo, de pedagogía y requiere de ir enmendando errores en el camino.

Tenemos un terreno muy fértil en Bogotá porque tenemos una ciudadanía consciente, crítica, bien informada y con la cual se pueden generar grandes cambios en poco tiempo.

ENS: ¿Frente a todos los temas que demandan una solución urgente, cuál es el objetivo que quieren materializar este año?

LEG: Haber podido demostrar que cambió la forma cómo gobernamos a Bogotá. Que la gobernamos desde la inteligencia y la acción colectiva, y no desde el ejercicio de la autoridad de un individuo. La capacidad de escucharnos, de dialogar, de la empatía con el otro la forma en la que nos relacionamos… Esa es una nueva forma de gobernar y una nueva cultura de gobierno que queremos traer a Bogotá.

Paro nacional

ENS: Con el nuevo protocolo establecido y con el precedente de los disturbios del jueves, ¿cuáles son las expectativas frente al paro de este martes?

LEG: Las expectativas son fundamentalmente que la protesta y la movilización social comiencen a tener el rostro de lo que realmente son: una expresión democrática y cultural. En noviembre vimos numerosísimas movilizaciones y marchas artísticas; una ciudadanía que sacó su cacerola sin lastimar a nadie pero haciéndose sentir.

De eso hicimos parte nosotros, y esa es la protesta que debería visibilizarse. Por eso, en última instancia, entrará a intervenir el Esmad, garantizando todos los protocolos de derechos humanos.

ENS: Ahora que lo menciona, ¿cómo explicarles a las personas que en las últimas horas criticaron que hubiera Esmad en los disturbios del jueves, que sigue siendo una fuerza necesaria?

LEG: Bueno, yo creo que los cambios culturales toman tiempo, y en eso toca ser pacientes porque no ocurren de la noche a la mañana. La muerte de Dylan Cruz todavía nos duele a muchos y tenemos ese sinsabor porque lo que ocurrió allí fue claramente una vulneración a los protocolos de derechos humanos.

Pero por eso lo que tenemos que hacer es que, en casos donde se atenta o corre riesgo la vida de manifestantes, de ciudadanos o de policías, hay una fuerza especial, entrenada especialmente para este tipo de situaciones, con un equipamiento especial, y que es la única que puede entrar a enfrentar una situación como la del jueves en la que hubo explosivos no convencionales.

Porque es evidente que si hay explosivos no convencionales, un policía de fuerza disponible sin la indumentaria y entrenamiento especializado, su vida puede correr muchos riesgos y no conseguirá proteger a otros que están expuestos a estas situaciones entonces, la fuerza del Esmad existe, y no solo en Colombia sino en muchos países en el marco de tratados internacionales.

Educación 

ENS: Todo esto que usted menciona está relacionado con una de las banderas de campaña de la Alcaldesa: la educación, ¿cómo será el desarrollo de esa importante actividad?

LEG: Uno de los instrumentos más poderosos de transformación cultural sin duda es la educación. Por ello habrá dos elementos: uno, el del cambio de paradigmas y transformación cultural a través de la educación básica y secundaria, y en materia de educación superior, el cambio consiste en entender que no podemos seguir formando jóvenes, endeudados, con carreras largas para que se sumen a las filas del desempleo.

Por eso la apuesta de nuestra Alcaldía es la creación de una agencia de ciencia, tecnología e innovación que se adapte a las realidades y necesidades del mercado, de una ciudad que es epicentro de la cuarta revolución industrial y que demanda una enorme variedad de servicios.

ENS: Apenas asumió el cargo, ¿cuáles fueron los primeros temas, los más apremiantes, a los que les dieron trámite?

LEG: Algo fundamental del inicio de los primeros días era la construcción de la coalición que acompañaría a la Alcaldesa Claudia López en el Concejo, en la cual se logró que un equipo de 34 de 45 concejales, algunos de gobierno y otros que desde la independencia, acompañaran el proyecto de la Alcaldesa.

Y presupuesto en una segunda medida, estuvimos atentos a toda la transición entre la anterior administración y la nueva, en las 20 alcaldías locales que dependen de la Secretaría de Gobierno, lo que implica un empalme y una adecuación con la nueva Administración sobre los alcaldes locales que venían, y básicamente que el aparato de estas 20 alcaldías locales y la presencia territorial de nuestra Alcaldía Mayor estuviera garantizada. Eso fue lo más apremiante.

Fuente: elnuevosiglo.com.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *